Economía

Un gran fondo chino, único candidato para comprar Mediapro y los derechos del fútbol

Orient Hontai Capital negocia con Roures la adquisición del imperio televisivo por 1.500 millones

logo
Un gran fondo chino, único candidato para comprar Mediapro y los derechos del fútbol
Tatxo Benet y Jaume Roures, en una presentación el pasado mayo.

Tatxo Benet y Jaume Roures, en una presentación el pasado mayo. EP

Resumen:

Ya sólo queda un candidato en la carrera por hacerse con Mediapro. La empresa, una de las mayores dentro del sector audiovisual español, lleva tiempo negociando su venta con fondos procedentes de China y de Gran Bretaña, aunque finalmente va a ser uno de los grandes actores asiáticos de la inversión el que tenga opciones de hacerse con la firma fundada por Jaume Roures.

El empresario catalán estableció un precio de 1.500 millones de euros por una participación mayoritaria en Mediapro. El principal activo de la compañía española son los derechos de emisión de la Liga española de fútbol en todo el mundo y de la Champions League y la Europa League, las dos principales competiciones europeas de fútbol, en España.

Tal y como publicó El Independiente, Roures ha mantenido contactos con un pequeño grupo de fondos chinos y con Pamplona Capital, un fondo británico que tiene sedes en Londres, Boston o Nueva York. Finalmente, según fuentes consultadas por este periódico, Pamplona Capital se retiró de la competición ante el empuje asiático.

El principal, y único, candidato para hacerse con Mediapro ahora mismo es Orient Hontai Capital, uno de los brazos inversores de Orient Securities. Esta firma, cuya base de operaciones está en Shanghai, es una de las mayores dentro del mundo del trading y de la inversión en China, y cotiza en el parqué de la capital desde el año 2015.

Ya sólo queda un candidato en la carrera por hacerse con Mediapro. La empresa, una de las mayores dentro del sector audiovisual español, lleva tiempo negociando su venta con fondos procedentes de China y de Gran Bretaña, aunque finalmente va a ser uno de los grandes actores asiáticos de la inversión el que tenga opciones de hacerse con la firma fundada por Jaume Roures.

El empresario catalán estableció un precio de 1.500 millones de euros por una participación mayoritaria en Mediapro. El principal activo de la compañía española son los derechos de emisión de la Liga española de fútbol en todo el mundo y de la Champions League y la Europa League, las dos principales competiciones europeas de fútbol, en España.

Tal y como publicó El Independiente, Roures ha mantenido contactos con un pequeño grupo de fondos chinos y con Pamplona Capital, un fondo británico que tiene sedes en Londres, Boston o Nueva York. Finalmente, según fuentes consultadas por este periódico, Pamplona Capital se retiró de la competición ante el empuje asiático.

El principal, y único, candidato para hacerse con Mediapro ahora mismo es Orient Hontai Capital, uno de los brazos inversores de Orient Securities. Esta firma, cuya base de operaciones está en Shanghai, es una de las mayores dentro del mundo del trading y de la inversión en China, y cotiza en el parqué de la capital desde el año 2015. Fundada en 1997, si bien sus operaciones comenzaron en 1998, Orient Securities es uno de los grandes actores en Asia, sólo por detrás de gigantes como Wanda.

Orient Hontai también ha actuado como asesor en fusiones como la de Shanda Games, una de las grandes compañías de desarrollo de videojuegos online en China, o en la operación de adquisición de Diandian Interactive por parte de Shanghai Zhongji Investment Holding en el año 2014. Esta última fue, en su momento, la mayor compra de una empresa de videojuegos sin presencia en bolsa y acabó alcanzando el entorno de los 9.000 millones de dólares, poco más de 8.000 millones de euros.

Sobrada capacidad

Orient Hontai Capital es un fondo de reciente creación pero que se define como “una estrella emergente”. En dos años de vida ya han realizado operaciones por valor de 14.000 millones de yuanes, algo más de 1.800 millones de euros, sobre todo dentro del sector de la tecnología.

Su mayor adquisición la cerró en septiembre del año pasado, cuando se hizo con una participación mayoritaria en AppLovin, una start up estadounidense con sede en Palo Alto, por 1.400 millones de dólares, más de 1.250 millones de euros. Fundada y dirigida por Adam Foroughi, AppLovin se dedica a identificar usuarios para las empresas que quieren publicitarse en internet, con la idea de ajustar al máximo se público objetivo.

La compra de Mediapro estaría en unas cifras similares, algo que Orient Hontai Capital puede afrontar sin problemas gracias al apoyo de su matriz. De hecho, el procedimiento sería similar al que siguieron con la empresa estadounidense, que mantiene a sus dirigentes al frente de las operaciones.

En cualquier caso, Roures y Tatxo Benet, otro de los fundadores, se resisten a vender un porcentaje tan elevado por la pérdida de control dentro de la compañía que eso supondría. De materializarse la adquisición, es muy probable que la cúpula directiva de Mediapro no sufriera demasiados cambios, pero las decisiones se tomarían en Shanghai.

Gran atractivo

Mediapro tiene poco margen de crecimiento dentro de su mercado, motivo por el cual sus directivos planean esta venta, pero sí que tiene activos que la hacen atractiva más allá de nuestras fronteras. Según su objeto social, su actividad es la “adquisición, venta, gestión y explotación de todo tipo de derechos audiovisuales”, con especial atención a las competiciones deportivas.

En diciembre de 2015 Mediapro invirtió 1.900 millones de euros para comprar los derechos de emisión de ocho partidos de LaLiga Santander por jornada por un plazo de tres años. Los dos restantes corresponden a la emisión en abierto, que finalmente también acabó en manos de Mediapro, y a uno que se quedó Movistar para su canal Partidazo.

A esta fuerte inversión se le sacó rédito rápidamente. Un mes después Mediapro llegó a un acuerdo con Movistar para la emisión de estos partidos hasta el año 2019 por un valor total de 2.400 millones de euros.

La empresa fundada por Jaume Roures también tiene en su cartera los derechos de emisión de la Champions League y de la Europa League, activos muy importantes sobre todo ahora que los equipos españoles han tomado por costumbre alcanzar las rondas finales de la competición, con lo que eso significa en audiencias. No sólo del fútbol vive Mediapro, ya que también posee los derechos de emisión de la Euroliga de Baloncesto, o de la Fórmula 1 en Latinoamérica.

logo
El nuevo problema de la OPEP