Política

Oramas, a Iglesias: “A usted no le gustan las mujeres no sumisas”

"Los contribuyentes están pagando una sesión del Congreso absolutamente inútil", ha dicho

logo
Oramas, a Iglesias: “A usted no le gustan las mujeres no sumisas”
La diputada de Coalición Canaria Ana Oramas.

La diputada de Coalición Canaria Ana Oramas. EFE

Resumen:

Oramas ha justificado que “ni ahora ni nunca” apoyará a un gobierno como el que propone el líder de la formación morada.

“Yo sé que a usted no le gustan las mujeres no sumisas”, al tiempo que criticaba el “tonito” machista de su interlocutor.

“Esto es una lamentable pérdida de tiempo, un despilfarro”, ha remachado.

La portavoz de Coalición Canaria, Ana Oramas, ha interpelado con dureza a Pablo Iglesias durante su réplica de la moción de censura presentada por Podemos al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Oramas ha justificado que “ni ahora ni nunca” apoyará a un gobierno como el que propone el líder de la formación morada. “Yo sé que a usted no le gustan las mujeres no sumisas”, al tiempo que criticaba el “tonito machista” de su interlocutor.

La diputada canaria se ha declarado este martes “indignada” con la moción de censura planteada por Pablo Iglesias y ha acusado a Podemos de utilizar las instituciones para hacer “teatro” buscando su propio beneficio. “Esto es una lamentable pérdida de tiempo, un despilfarro”, ha remachado. Con un discurso demoledor, ha dicho sentirse “indignación” al participar en el Congreso en un “acto electoral” de Pablo Iglesias y cree un “escarnio” que quienes hablan “con desprecio” de la vieja política “no tengan el menor problema de usar las instituciones de esa vieja política para sus intereses”.

Los contribuyentes están pagando una sesión del Congreso absolutamente inútil”

“Dicen que el teatro está en crisis, pero no parece que sea cierto -ha comentado-. Hoy se representa una de las obras más caras: los contribuyentes están pagando una sesión del Congreso absolutamente inútil”. A su juicio, el debate de la moción de censura es “un despilfarro” que no tiene más sentido que el “lucimiento político” de Podemos y Pablo Iglesias. “Y cuando se usan las instituciones para la propaganda, se falta el respeto a los ciudadanos”, ha remachado.

La diputada canaria ha recordado que cuando Podemos pudo desalojar a Mariano Rajoy de la Moncloa, sólo absteniéndose para dejar pasar a un gobierno de centro izquierda de PSOE y Ciudadanos, no quiso hacerlo. “Se negaron por los intereses personales de Podemos, porque apostaban por la destrucción del PSOE -ha apostillado-. Cuando pudo, no quiso y ahora, cuando quiere, no puede”.

Según Ana Oramas, Podemos considera la política como un “espectáculo” y quiere convertirla en un “plató de televisión”, y se ha quejado de que Pablo Iglesias, tras “poner verdes” a los políticos, se presenta ahora en el Congreso intentando ser “el faraón”, precisamente en un contexto incierto.

“Nos enfrentamos a la incertidumbre del proyecto europeo y padecemos el desafió soberanista de una parte de España que quiere independizarse y la contribución de Podemos es esta lamentable pérdida de tiempo. Tengan seriedad y responsabilidad”.

No vamos a apoyar, ni ahora ni nunca, un proyecto como el suyo”

Oramas también ha aprovechado su turno de dúplica para señalar que conoce bien Venezuela desde hace treinta años y llamar la atención sobre “gente” como Iglesias que han “destrozado un país y la vida de muchos venezolanos y muchos canarios” allí.

“No vamos a apoyar, ni ahora ni nunca, un proyecto como el suyo”, ha dicho Oramas para volver a concluir con la letra de la canción Puro teatro para definir este debate: “Falsedad bien ensayada/ poderoso simulacro”, ha dicho.

Unas acusaciones que se han llevado la respuesta, también en forma de reproche, de Iglesias. “Su intervención no merece respuesta ninguna”, le ha dicho primero a la diputada canaria, para subrayar después que tanto la bancada socialista como la popular la han aplaudido.

A todos ellos les ha recomendado que no aplaudan a “tránsfugas”, que están “dispuestos a venderse a quien les pague más”.

logo
El nuevo problema de la OPEP