Tendencias

PlayStation apuesta por los clásicos

logo
PlayStation apuesta por los clásicos
El acto de PlayStation en el E3.

La presentación de PlayStation en el E3 de Los Angeles.

Resumen:

PlayStation ha demostrado que sigue siendo la referencia en la industria de los videojuegos. La consola de Sony es la más popular del mundo, la que más fieles tiene y la que, cada año, marca la pauta de por donde va a ir el sector. El resto, a rebufo.

Durante su presentación en el E3, la mayor feria del sector, PlayStation se ha limitado a sacar músculo. Desde su llegada al mercado, a finales del año 2013, ya se han despachado más de 60,4 millones de unidades de la PlayStation 4 en cualquiera de sus versiones, y se han vendido casi 488 millones de juegos en todo el mundo.

Entre los títulos desvelados, que llegarán próximamente a las consolas, están un batallón de clásicos como Uncharted, Horizon: Zero Dawn, God of War, Destiny o el nuevo Call of Duty, ambientado en la Segunda Guerra Mundial.

PlayStation ha demostrado que sigue siendo la referencia en la industria de los videojuegos. La consola de Sony es la más popular del mundo, la que más fieles tiene y la que, cada año, marca la pauta de por donde va a ir el sector. El resto, a rebufo. Da igual que Microsoft presente su nueva Xbox en un intento por igualar un poco las cosas. A PlayStation le sobra con tirar de algunos clásicos que, mezclados con un punto de innovación, sirven perfectamente para mantener el trono.

Durante su presentación en el E3, la mayor feria del sector, PlayStation se ha limitado a sacar músculo y a desplegar un batallón de cifras que pongan sobre el papel su abrumador dominio. Desde su llegada al mercado, a finales del año 2013, ya se han despachado más de 60,4 millones de unidades de la PlayStation 4 en cualquiera de sus versiones, y se han vendido casi 488 millones de juegos en todo el mundo. Además, el servicio PlayStation Plus, que permite entre otras cosas acceder al modo multijugador online en la mayoría de títulos, ya tiene casi 26,5 millones de suscriptores de pago.

A lo largo de la comparecencia de los responsables de Sony Entertaiment no hubo ni rastro de flamantes innovaciones. PlayStation tiene muy claro lo que les gusta a sus usuarios y se han limitado a dárselo en grandes dosis.

Entre los juegos que van a llegar a la consola hay nombres ya muy ilustres, como las nuevas aventuras de Uncharted, Horizon: Zero Dawn o la segunda parte del éxito Destiny. Todos ellos estarán, más pronto que tarde, en las consolas de todo el mundo. Pero los títulos más esperados, por lo que significan para la plataforma, han sido God of War y Spiderman.

Kratos vuelve para, acompañado de su hijo Atreus, explorar la mitología nórdica. El 4K que reproduce la PlayStation 4 Pro hace maravillas con el dios de la guerra espartano, que vuelve después de que el último título de la franquicia llegara al mercado en el año 2013. Tras no dejar piedra sobre piedra en Grecia, las andanzas de Kratos le llevarán ahora a mezclarse con Thor, Loki y demás familia rodeado de nieve. De momento, en el primer trailer que se publicó en la madrugada de este martes, hemos podido ver como el héroe -o antihéroe- se encuentra con una serpiente gigante que bien podría ser Jörmungandr, uno de los hijos de Loki.

El otro gran título es Spiderman. El hombre araña ha recibido un completísimo lavado de cara y llegará a las consolas poco después del estreno en los cines de su nueva película, esta vez sí bajo el sello de Marvel. El personaje, que ya quedó presentado en Civil War, es muy diferente del empollón Peter Parker, ya que esta vez cuenta con los recursos propios de pertenecer a los Vengadores.

Ambos títulos están dentro de la estrategia que de verdad le da resultados a PlayStation: los juegos exclusivos. Tanto Spiderman como Kratos no estarán en ninguna otra plataforma, lo que le da una ventaja cualitativa tremenda a la consola de Sony. Es difícil que la competencia le arañe usuarios cuando estos saben que sus juegos favoritos, consolidados a lo largo del tiempo, sólo los puede encontrar en la PlayStation.

El E3 también ha servido para confirmar la apuesta de PlayStation por la realidad virtual, que ya ha lanzado con Farpoint y todo un equipo de accesorios. En los próximos meses llegarán nuevos títulos de realidad virtual a la consola, algo muy necesario para justificar los precios de hasta 400 euros que cuesta todo el sistema para reproducir el futuro de los videojuegos.

logo
El nuevo problema de la OPEP